Vidrio Templado

El vidrio templado es de cuatro a cinco veces más resistente a la fractura o rompimiento al verse sometido a cargas de viento, tensiones térmicas, impacto de proyectiles o cualquier otra carga, comparado con el vidrio recocido de igual tamaño, espesor y calidad. Esta característica lo hace ideal para utilizarse en ventanas, paredes, canceles, puertas o barandales que limitan los espacios sin obstruir el campo de visión.

Comparte esta página: